• Slideshow01
chequeo médico

Juan Abarca Cidón es la segunda generación de médicos/empresarios que lleva día a día el peso de una de las empresas de salud más importantes de España. Localizados en Madrid, pero extendiéndose por toda la geografía.

Un día Juan, ante mi delicado estado de salud diabética, me pidió que me hiciese un chequeo. Le dije que pasaba, que me daba miedo y que era muy caro.

Joder, no era caro, era imprescindible, y gracias a entregarme al equipo de Nico Mihic, un médico croata que es un crack, me quitaron cinco pólipos del colón, me descubrieron que había desparecido mi esteatosis hepática, que las arterias que llevan sangre al cerebro estaban limpias con unas pequeñas placas de HDL.

Que mi audiometría es buena para los años que tengo, y el machaque de los cascos. Que mi nariz, ojos, garganta, están de maravilla para tragar lo que haga falta. Que tengo ‘arena’ en la vesícula, que la próstata sigue ahí… ¡Joder y eso que estoy bien! Lo cierto es que merece la pena. Como dicen los que han hecho el vídeo que va a continuación: ‘Si preparas tu coche para las vacaciones, por qué no te echas un vistazo’.

Lo recomiendo encarecidamente para aquellos que tengan más de 45 años. Genera tranquilidad, buen rollo y es como si te lo hiciesen todo a la vez, con la tranquilidad que esto genera. En una mañana sales con la ITV para los próximos doce meses, y si es menos, no pasa nada. ¡Aprovechemos la I+D+I y las maravillosas instalaciones del Grupo HOSPITAL MADRID!

Qué podemos hacer por ti

He vivido una vida llena de sucedidos. Tengo cien años de vida en un cuerpo de escándalo... jajajaja... Llegué tarde al reparto, pero me quedó la esperanza de que mi cerebro fuese algo distinto, y lo es. Tengo una forma muy curiosa de interpretar la vida, lo que me ha hecho daño está guardado en una zona por la que me obligo a pasear. Lo que me hace feliz me acompaña y lo engrandezco. Y, como no tengo porque mentir os digo que soy en el buen sentido de la palabra bueno.

Mi vida con Tesla

Quien no conoce a Nikola desconoce el futuro.

Siempre he tenido en mi cabeza miles de ideas, no me dejan dormir, no me dejan vivir. Leo y veo qué va a pasar en el mundo. Los cambios, la realidad de lo que está por llegar. Me preocupa el futuro de mis Hijos y de las generaciones que están por venir. El hombre sólo será eterno cuando llegue a la Luna como el que va a la Puerta del Sol. Por ello llevo años investigando y soñando con un gran cable de carbono y células vivas que nos lleve hasta fuera de nuestra atmósfera y llegar allí… Me rompo las neuronas pensando cómo puedo mejorar la vida de los enfermos, de los crónicos, ancianos. Me obsesiona cambiar la imagen tan absurda que tenemos sobre la muerte. Estoy a un paso de emigrar y quiero dejar antes todo lo que he soñado y pensado, para que otros más hábiles lo acaben. Nicolás Tesla forma parte de mi cerebro y para celebrarlo, mi Hijo el pequeño se llama Nicolás Pedro. ¡Ahí queda eso!

 

Esta web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación u otras funciones. Al continuar navegando por ella, se entiende que aceptas implícitamente que las almacenemos en tu dispositivo.

Has rechazado las cookies. Esta decisión se puede revertir.

Has permitido que se almacenen cookies en tu ordenador. Esta decisión se puede revertir.