• Slideshow01
ENFERMEDAD SISTÉMICA

La educación, formación, conocimiento, nos llevarán a ser libres ante nuestra enfermedad. Un ataque a nuestro sistema inmunitario, alejarnos de los que queremos, ver cambiar nuestros estados de humor. O es difícil de entender que no estamos igual con 500 de glucosa que con rangos de 50. ¡No es lo mismo!

La putada, lo desastre de esta enfermedad es que todo lo hace sin que nos demos cuenta. Por lo que el que rompe la barrera, no tiene marcha atrás. He conocido buenas gentes que con 200 en ayunas no son DIABÉTICOS… ¡No puede depender del criterio de la Administración frente a los consejos de la OMS! Ahora que el sistema de salud está por los suelos, en los ambulatorios dan altas a DIABÉTICOS, y así se ahorran subvencionar a los que más lo necesitan: ‘padres con prisas, abuelos que están esperando la parca!

UN RESPETO

Ser y estar DIABÉTICO, que podemos utilizar las dos fórmulas... Ser DIABÉTICO es un estado de inconsciencia, que lo vencemos con las mentiras de nuestro cerebro. Nos engaña, no notamos nada, y las inapetencias de todo tipo, son eso, inapetencias. Dejar de comer o de follar, es dejar de vivir, y condenar a nuestra pareja a que sea DIABÉTICO TIPO 3, que de estos también hablaré. Estar DIABÉTICO es no estar, es sentir como te hablan desde lejos, si te dejas, o te obligan, acabas en una silla de ruedas… Hay que saber estar, y para conseguir ser un buen ser, que sabe estar, sólo hay que aprender a CONTROLARSE.

La diabetes es una enfermedad sistémica. Me lo dijo por primera vez mi admirado amigo, el doctor Bartolomé Beltrán. Eso de estar en la primera línea de la comunicación socio sanitaria es lo que tiene. Beltrán sabe de todas las especialidades, y si se pierde, siempre conoce a los mejores.

Si existe alguna célula u órgano de nuestro cuerpo que no se vea afectado por la glucosa que levante el dedo… Evidentemente todas nuestras células están envenenadas por falta del regulador.

Me estoy planteando hacer este fin de semana una sesión de ducha grabada para que veáis los truco que utilizo para mantener la piel ‘jugosa’. Las HIPOS nos secan hasta el alma.

Qué podemos hacer por ti

He vivido una vida llena de sucedidos. Tengo cien años de vida en un cuerpo de escándalo... jajajaja... Llegué tarde al reparto, pero me quedó la esperanza de que mi cerebro fuese algo distinto, y lo es. Tengo una forma muy curiosa de interpretar la vida, lo que me ha hecho daño está guardado en una zona por la que me obligo a pasear. Lo que me hace feliz me acompaña y lo engrandezco. Y, como no tengo porque mentir os digo que soy en el buen sentido de la palabra bueno.

Mi vida con Tesla

Quien no conoce a Nikola desconoce el futuro.

Siempre he tenido en mi cabeza miles de ideas, no me dejan dormir, no me dejan vivir. Leo y veo qué va a pasar en el mundo. Los cambios, la realidad de lo que está por llegar. Me preocupa el futuro de mis Hijos y de las generaciones que están por venir. El hombre sólo será eterno cuando llegue a la Luna como el que va a la Puerta del Sol. Por ello llevo años investigando y soñando con un gran cable de carbono y células vivas que nos lleve hasta fuera de nuestra atmósfera y llegar allí… Me rompo las neuronas pensando cómo puedo mejorar la vida de los enfermos, de los crónicos, ancianos. Me obsesiona cambiar la imagen tan absurda que tenemos sobre la muerte. Estoy a un paso de emigrar y quiero dejar antes todo lo que he soñado y pensado, para que otros más hábiles lo acaben. Nicolás Tesla forma parte de mi cerebro y para celebrarlo, mi Hijo el pequeño se llama Nicolás Pedro. ¡Ahí queda eso!

 

Esta web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación u otras funciones. Al continuar navegando por ella, se entiende que aceptas implícitamente que las almacenemos en tu dispositivo.

Has rechazado las cookies. Esta decisión se puede revertir.

Has permitido que se almacenen cookies en tu ordenador. Esta decisión se puede revertir.