• Slideshow01
CBD: NATURALEZA AL SERVICIO DE LOS AZUCARADOS

Cannabidol. En esto, como en el resto de mis exposiciones, estoy abierto a cualquier crítica y/o comentario. Pero si hay algo real, es el CBD, un compuesto de la planta del cannabis y que poco tiene que ver con la química lúdica, que es el THC (tetrahidrocanabinol).

Éste se encuentra en la misma esencia del cannabis sativa. Los beneficios de tomar todos los días unas gotas van desde mejorar la agudeza visual, hasta enjugar el estado SECO de la piel asquerosamente SECA. Mi experiencia es salir de la ducha pringado y en minutos estar como una tabla al sol. Tomo CBD y me siento mucho mejor, es una ayuda, una más, pero que funciona. Os invito a probarlo. Hay muchas formas de presentación y de consumo. La podemos tomar en gotas, en extracto…

Seguro que nos costará un millón de años que comprendan las autoridades que los principios que nos dan en pastillas existen, aunque sea en otras dosis, en la Naturaleza. Ahí, en la Naturaleza están nuestras curas y nuestra despensa. Algunos, todos, nos la cargamos a diario, pero es nuestra Madre y la poseedora de todos los secretos. ¡Pobres inútiles a los que sólo importa el día de hoy!

El CBD ayuda en las resistencias a la insulina, en las heridas... Es un aporte muy interesante. En la Asociación Mundial de Azucarados (SWA) os la puede facilitar. Alternativas que ayuden a un mejor control y a una vida más total, la diabetes nos aparta de casi todo, de casi todos… ¡Vamos a contra hora!

Qué podemos hacer por ti

He vivido una vida llena de sucedidos. Tengo cien años de vida en un cuerpo de escándalo... jajajaja... Llegué tarde al reparto, pero me quedó la esperanza de que mi cerebro fuese algo distinto, y lo es. Tengo una forma muy curiosa de interpretar la vida, lo que me ha hecho daño está guardado en una zona por la que me obligo a pasear. Lo que me hace feliz me acompaña y lo engrandezco. Y, como no tengo porque mentir os digo que soy en el buen sentido de la palabra bueno.

Mi vida con Tesla

Quien no conoce a Nikola desconoce el futuro.

Siempre he tenido en mi cabeza miles de ideas, no me dejan dormir, no me dejan vivir. Leo y veo qué va a pasar en el mundo. Los cambios, la realidad de lo que está por llegar. Me preocupa el futuro de mis Hijos y de las generaciones que están por venir. El hombre sólo será eterno cuando llegue a la Luna como el que va a la Puerta del Sol. Por ello llevo años investigando y soñando con un gran cable de carbono y células vivas que nos lleve hasta fuera de nuestra atmósfera y llegar allí… Me rompo las neuronas pensando cómo puedo mejorar la vida de los enfermos, de los crónicos, ancianos. Me obsesiona cambiar la imagen tan absurda que tenemos sobre la muerte. Estoy a un paso de emigrar y quiero dejar antes todo lo que he soñado y pensado, para que otros más hábiles lo acaben. Nicolás Tesla forma parte de mi cerebro y para celebrarlo, mi Hijo el pequeño se llama Nicolás Pedro. ¡Ahí queda eso!

 

Esta web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación u otras funciones. Al continuar navegando por ella, se entiende que aceptas implícitamente que las almacenemos en tu dispositivo.

Has rechazado las cookies. Esta decisión se puede revertir.

Has permitido que se almacenen cookies en tu ordenador. Esta decisión se puede revertir.